¿Cómo trabajar desde casa?


Si bien trabajar desde un lugar externo al centro de operaciones del empleador pudiera ofrecer cierta flexibilidad a los trabajadores, la estructura y la flexibilidad de estas modalidades de teletrabajo pueden variar y deben realizarse de manera correcta.

Se deben considerar los riesgos posibles a los que los trabajadores se exponen al trabajar desde un lugar que no ha sido diseñado para trabajar, los inconvenientes más comunes suelen ser: de tipo ergonómico (mala ubicación física del puesto de trabajo en el conjunto de la casa, mala adecuación del espacio físico de trabajo, problemas de iluminación, etc); o complicaciones con los horarios (trabajar en exceso o poco, caos en los horarios de comidas, sedentarismo, descoordinación entre el horario laboral y los biorritmos naturales del trabajador).

Recomendaciones:

1. Organiza tu trabajo para compatibilizar tu vida familiar:

  • Acondicionar un espacio físico de trabajo.

  • Educa a tu familia de que es un espacio de trabajo y no familiar, mientras dure tu horario establecido.

  • Planifica un horario de trabajo y descanso, evitando trabajar de noche. Entre las 9:00 y las 12:00 h, existe la mejor predisposición fisiológica para el desarrollo de tareas complejas.

2. Ubicación del equipo de trabajo y medio ambiente de trabajo:

  • La pantalla, el teclado y los documentos deberán encontrarse a una distancia similar de los ojos para evitar la fatiga visual y los giros de cuello y cabeza.

  • La distancia recomendada de lectura de la pantalla con respecto a los ojos del trabajador será entre 40 y 55 cm.

  • Las luminarias del techo nunca deberán estar colocadas encima del trabajador.

  • No colocar la pantalla ni de frente ni de espaldas a las ventanas.

  • Evita ruidos que vengan del exterior.

  • La sala de trabajo deberá estar ventilada permitiendo el ingreso de aire natural.

  • Las ventanas deberán tener cortinas o persianas para regular la entrada de luz natural y evitar deslumbramientos.

3. Silla y mesa de trabajo

  • La silla debe regularse en altura de tal forma que al sentarse los codos flexionados a 90° queden al nivel de la mesa de trabajo. Si no tenemos silla regulable en altura, se puede agregar un almohadón en caso que la silla nos quede baja respecto de la mesa.

  • La espalda debe estar apoyada sobre el respaldo especialmente en la zona de la cintura.

  • Ubicar la silla lo más cerca posible al escritorio.

  • La mesa de trabajo deberá ser poco reflectante, tener dimensiones suficientes.

  • La mesa de trabajo permitirá la colocación y los cambios de posición de las piernas.

  • En caso que los pies no queden bien apoyados en el piso o queden colgando, deberán agregar un apoya pies o una caja resistente que les permita apoyar firmemente los pies.

4. Pausas y uso del celular

  • Es importante hacer una pausa activa de 10 minutos por cada 50 minutos de trabajo en posición sentada. Se recomienda caminar, relajarse y hacer ejercicios de elongación.

  • Es preferible pausas cortas y frecuentes, que largas y discontinuas.

  • También se deberán realizar pausas visuales con la regla del 20-20: Cada 20 minutos en una pantalla, se debe enfocar un punto alejado y mantener la mirada durante 20 segundos. Esto evitará la fatiga visual de enfocar siempre la pantalla.

  • Evitar sentarse sobre una pierna o con las piernas cruzadas durante largo tiempo.

  • Para evitar distracciones con mensajes del celular no relacionados a nuestro trabajo, se recomienda silenciarlo o dejarlo en modo avión durante el tiempo de trabajo.

0 vistas

Copyright© 2020 Lukoll. Todos los derechos reservados